INTERNACIONAL
Jueves, 3 de Marzo de 2022 | Hace 3 meses

“NEUTRALIDAD POSITIVA” DE MARRUECOS EN EL CONFLICTO RUSO – UCRANIANO

La decisión soberana del Reino de Marruecos de no participar de la Asamblea General de Naciones Unidas para tratar el conflicto ruso – ucraniano apunta a garantizar la paz y la seguridad del mundo.

CONTENIDO

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó el miércoles 2 de marzo una resolución de condena contra la invasión rusa de Ucrania, con el apoyo de 141 de los 193 (Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea votaron en contra y otros 35 estados se abstuvieron) Estados miembros de la organización internacional.

El texto “deplora” la agresión rusa contra Ucrania y “demanda” a Rusia que le ponga fin y retire inmediatamente y sin condiciones sus tropas del país vecino.

Como la resolución de la Asamblea General carece de carácter vinculante los estados miembros de Naciones Unidas no están obligados a acatarla.

Frente a la convocatoria del Secretario General para tratar la crisis ruso – ucraniana, el Reino de Marruecos tomó la firme decisión de no asistir a la misma para garantizar una “neutralidad positiva” que no implica un cambio en su alineamiento estratégico en el mundo ni mucho menos un apoyo a la apelación de la fuerza para resolver las controversias internacionales.

Marruecos ha exhibido tradicionalmente una singular política exterior basada en una armonía entre la defensa de sus intereses nacionales y los principios básicos del acatamiento al derecho internacional.

Marruecos que sigue “con inquietud y preocupación la evolución de la situación” entre ambos países, al mismo tiempo, reitera “su firme apego al respeto de la integridad territorial, la soberanía y la unidad nacional de todos los Estados miembros de Naciones Unidas”, tal como lo establece la Carta de Naciones Unidas.

Con esta decisión soberana, bueno es reiterarlo, el Reino de Marruecos evidencia la independencia de su política exterior que sin abandonar sus alianzas multidimensionales se incline por una neutralidad positiva que no condena a otros Estados ni abala el uso de la fuerza, sino que pretende el equilibrio y los consensos como los instrumentos más idóneos para resolver los conflictos internacionales.

La política exterior de Marruecos destaca por su moderación en un complejo escenario internacional donde actores con capacidad nuclear parecen tensar imprudentemente y más allá de lo aconsejable las pasiones.

SOLIDARIDAD

No obstante, Marruecos “lamenta la escalada militar que desgraciadamente ha causado hasta el momento cientos de muertos y miles de heridos”, así como “sufrimiento humano en las dos partes, especialmente porque está situación impacta al conjunto de las poblaciones de los Estados de la región y más allá”.

Por este motivo, Marruecos ha confirmado que realizará una contribución financiera solidaria apoyando los esfuerzos humanitarios de Naciones Unidas y los países de Europa Oriental que están asistiendo a los refugiados del conflicto.

Autor: Adalberto Agozino

Dejanos tus comentarios