INTERNACIONAL
Domingo, 22 de Noviembre de 2020 | Hace 2 meses

EL REY MOHAMMED VI TRABAJA POR LA PAZ EN EL MAGREB

El Rey de Marruecos, Mohammed VI ha concretado un acercamiento diplomático histórico hacia su vecino del sur, la República Islámica de Mauritania.

El viernes 20 de noviembre, el Rey de Marruecos, Mohammed VI, se comunicó telefónicamente con el presidente de la República Islámica de Mauritania, Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani abriendo una nueva etapa en las relaciones entre los dos países atlánticos del Magreb.

Durante los diez años de la presidencia de Mohamed Uld Abdelaziz (2009 – 2019) las relaciones entre Marruecos y Mauritania fueron sumamente frías debido a que Nuakchot privilegió sus vínculos con Argelia.

Sin embargo, el nuevo presidente Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani ha decidido realizar una revisión de esta política adoptando una posición más realista y equilibrada en sintonía con los recientes cambios en el equilibrio de poder regional.

La decidida acción de las Fuerzas Armadas Reales terminando de un solo golpe con las provocaciones del Frente Polisario en el paso fronterizo de Guerguerat y suprimiendo la franja de amortiguación de cinco kilómetros de ancho a todo lo largo de la frontera entre Marruecos y Mauritania.

Recodemos que en el “relato” construido por la propaganda del Frente Polisario esa franja de amortiguación se transformaba en una suerte de “territorio saharaui liberado” y en parte constitutiva de la inexistente República Árabe Saharaui Democrática.

Ahora bien, las Fuerzas Armadas Reales han ocupado esa franja territorial expulsando a las milicias polisarias que impotentes han debido replegarse a sus campamentos argelinos de Tinduf. Por lo tanto, los separatistas del Frente Polisario se han quedado sin su “territorio liberado”.

Mauritania se ha visto especialmente favorecida por el enérgico accionar del gobierno marroquí en defensa de su soberanía en la región del Sáhara. Es que muchos comerciantes abastecen sus establecimientos con productos marroquíes que ingresan a Mauritania a través de la ruta que pasa por Guerguerat.

Por lo tanto, el bloqueo del Frente Polisario era un problema para la economía como para la población tanto de Mauritania como de Marruecos.

Con gran sabiduría el Rey Mohammed VI ha sabido aprovechar que la “Crisis de Guerguerat” ha puesto de manifiesto los intereses comunes en la cooperación y complementación económica para lograr un acercamiento con su vecino del Sur.

Precisamente, para avanzar en la cooperación bilateral el Rey de Marruecos y el presidente de Mauritania intercambiaran próximamente visitas de Estado.

El acercamiento diplomático entre Marruecos y Mauritania constituye un nuevo revés internacional para Argelia y sus títeres del Frente Polisario y una clara evidencia de que Mohammed VI trabaja para la historia y la integración de los pueblos del Magreb.

Autor: Adalberto Agozino

Dejanos tus comentarios