POLITICA
Lunes, 21 de Octubre de 2019 | Hace 2 meses

SEGUNDO DEBATE PRESIDENCIAL EN ARGENTINA

Después del multitudinario acto del Obelisco, el sábado pasado, el último debate mostró a un presidente Mauricio Macri, más seguro, optimista y esperanzado de cara a la próxima elección.

Mientras en Bolivia se cuentan los votos para saber si el presidente Evo Morales consigue un cuarto mandato presidencial y en Chile rige el estado de emergencia y el toque de queda, mientras que la presencia de los militares en las calles no logra calmar el ánimo de los chilenos ni impedir los saqueos cada vez más violentos, en Argentina se llevó a cabo el segundo debate televisado de los candidatos presidenciales que competirán en los comicios del próximo domingo 27 de octubre.

El debate se llevó a cabo en la fría noche del Día de la Madre. Esta vez el encuentro fue en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Los moderadores fueron cuatro periodistas que actuaron en parejas: María O´Donnell, una periodista radial; Mónica Gutiérrez con más de treinta años como conductora de noticieros por televisión, Claudio Rígoli conductor del canal C5N y confeso anti-kirchnerista y Marcelo Bonelli, periodista de gráfica y radial del multimedio Clarín, con una columna semanal en ese matutino y programas por el canal de cable Todo Noticias y de radio Mitre.

El mecanismo del debate otorgó a cada candidato 45 segundos para presentarse. Luego, dispuso de dos minutos para cada candidato para desarrollar su propuesta sobre el tema a tratar en cada bloque. A continuación, otorgó treinta segundos para réplicas. Finalmente, de otros treinta segundos para responder alusiones. Como cierre del debate cada candidato dispuso de un minuto final para dirigirse a los votantes. En total cada candidato dispuso de un total 6 minutos y 45 segundos para presentar sus ideas.

Los temas de debate fueron: Empleo, producción e infraestructura; Federalismo, calidad institucional y rol del Estado; Desarrollo social, ambiente y vivienda, seguridad.

Los candidatos fueron nuevamente el presidente Mauricio Macri del frente Juntos por el Cambio, Alberto Fernández del Frente de Todos, Roberto Lavagna de Consenso Federal, Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda – Unidad, Juan José Gómez Centurión, del Frente Nos y José Luis Espert Unite por la Libertad y la Dignidad.

Todos los candidatos asistieron bien vestidos, con traje oscuro, camisas claras y corbatas lisas (rojas, celestes o grises), salvo el trotskista Nicolás del Caño que parece pensar que hacer la revolución pasa por sacarse la corbata.

Como en el primer debate el único candidato a vicepresidente ausente en el lugar del debate fue la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, candidata a vicepresidente de Alberto Fernández que al parecer tenía cosas más urgentes que hacer.

Como en el debate anterior cada candidato mantuvo su libreto. Macri justificó lo actuado por su gobierno, pero en esta ocasión se mostró más seguro, más optimista y punzante contra el kirchnerismo. “Cuando Alberto Fernández fue jefe de Gabinete llegamos a importar 20.000 kilos de efedrina por año” […] “Nosotros condenamos a Hezbollah como una organización terrorista. Nos alineamos con los países del mundo contra ese flagelo que es el terrorismo. El kirchnerismo quiso encubrir a los responsables del atentado contra la AMIA” […] “Son tantas las diferencias que tenemos, que ellos no aceptan, no creen, no ven, que Maduro es un dictador. Eso ya marca una enorme diferencia entre nuestra visión  de la democracia y la visión de ellos” […] “Fantasean con una Conadep para juzgar a periodistas como si fueran terroristas”, fueron algunas de las frases más fuertes del presidente.

Alberto Fernández se dedicó a atacar a Macri reiterando que era un mentiroso. Agregó que si llega a la presidencia arreglará todo lo que no está bien en el país sin explicar como lo hará. Declaró que la inseguridad era producto de la pobreza y la desigualdad. No dijo nada más sobre sus planes de gobierno. Por momentos, Fernández sonó amenazante: “Desde que me fui, nunca un juez me citó para que dé explicaciones. No es la suerte del presidente que el día que deje el Gobierno lo esperan más de cien causas”.

Roberto Lavagna nuevamente pareció difuso, cansado y demasiado anciano para seguir el ritmo del debate. “Los dos últimos dos gobiernos confundieron desarrollo social con el reparto de planes”, fue una de las frases más acertadas del economista, luego se perdió hablando de la “mano dura” y la “mano fofa”.

Nicolás del Caño mantuvo su discurso de izquierda antisistema, el único cambio fue que en lugar de reivindicar la lucha social en Ecuador defendió la lucha de los chilenos contra su gobierno. Luego propuso la legalización de la marihuana, criticó lo que llamó el “gatillo fácil” de la policía, se opuso a la baja de la edad de imputabilidad de los menores y tuvo frases de solidaridad con los mapuches.

José Luis Espert nuevamente demostró que no se preocupa por ser políticamente incorrecto o por los enemigos que cosecha. La emprendió fuertemente contra el jurista Eugenio Zaffaroni y el llamado garantismo penal, sostuvo la necesidad de modificar la edad de imputabilidad para los menores bajo la teoría de “delito de adulto pena de adulto”. Abogó por el cumplimiento efectivo de las condenas penales sin reducciones por buen comportamiento. Luego sentenció: “Piquetero que corta las rutas, piquetero que termina preso. Cuidado Grabois”, sentenció el economista liberal. Aunque no tiene posibilidades de incrementar sus votos, Espert logró con su buena participación en los debates instalarse como una figura política.

Juan José Gómez Centurión fue sin duda el candidato con más pobre rendimiento en los debates. Parecía sufrir en el atril. Nuevamente, tuvo problemas para redondear sus ideas y no le alcanzó el tiempo para su discurso. Dejó claro que le falta mucho para ser un político de masas y dejó muy mal parado al sector del electorado que pretende expresar.

Para el diario El Litoral, de la provincia de Santa Fe, estos fueron los porcentajes con 4.827 votos emitidos por sus lectores:

Mauricio Macri:                                  68%

Alberto Fernández                             21%

José Luis Espert                                  5%

Roberto Lavagna                                 3%

Nicolás del Caño                                 2%

Juan José Gómez Centurión            1%

Resultado del debate para los lectores del diario Clarín

Mauricio Macri                                               60%

Alberto Fernández                             26%

Nicolás del Caño                                 5%

José Luis Espert                                  4%

Roberto Lavagna                                 3%

Juan José Gómez Centurión              2%

Los más mencionados en Twitter según el diario Clarín

Mauricio Macri                                               48,25%

Alberto Fernández                             22,19%

Nicolás del Caño                                 9,39%

José Luis Espert                                  7,9 %

Juan José Gómez Centurión              7,48%

Roberto Lavagna                                 4,79%

 

El segundo debate terminó con escasas novedades, más allá de la anécdota de que Mauricio Macri y Alberto Fernández evitaron saludarse durante el evento o el optimismo del presidente en augurar un tercer debate antes de una segunda vuelta electoral. Lo cierto es que Mauricio Macri cierre una muy buena semana con un multitudinario acto de masas y un buen desempeño en el último debate. Deberemos esperar hasta el domingo 27 de octubre para saber si tendrá la oportunidad de competir en una segunda vuelta electoral o si todo ha terminado para él.

 

Autor: Adalberto Agozino

Dejanos tus comentarios