INTERNACIONAL
Domingo, 25 de Agosto de 2019 | Hace 3 meses

MASOOD AZHAR, EL YIHADISTA QUE INCENDIA EL TECHO DEL MUNDO

Masood Azhar es el fundador y líder de la organización yihadista Jaish e Muhammad que pretende imponer la sharía en Jammu y Cachemira además de anexar a esa región a Pakistán.

El grupo yihadista Jaish-e-Muhammad (JeM) o “Ejército de Muhammad” es el responsable de las recientes tensiones, en la región montañesa de Cachemira, entre dos enemigos dotados de grandes arsenales nucleares que protagonizan escaramuzas desde hace décadas y libraron tres conflictos bélicos desde que alcanzaron la independencia a 1947: India y Paquistán. La disputa por Cachemira ha ocasionado desde entonces setenta mil muertos.

El valle de Cachemira constituye un territorio en disputa de 15.948 km² habitado por trece millones de personas. Cuando India se independizó del Reino Unido, sus territorios de población mayoritariamente musulmana fueron segregados por los británicos para conformar el Estado de Pakistán. La excepción fue el principado de Cachemira donde, para afrontar una rebelión interna su último maharajá Hari Singh pidió ayuda a la India, que accedió a ello a condición de que el territorio quedase bajo su soberanía. La primera guerra indopaquistaní (1947 – 1949) terminó con a partición del territorio en disputa.

Ubicado al sur de la parte más occidental de la cordillera de los Himalayas, el valle de Cachemira es relativamente bajo y muy fértil, rodeado por gran número de elevadas montañas. Esta considerada como una zona de significativa belleza natural. La región se encuentra actualmente dividida entre India, Paquistán y China, constituyendo una de las áreas focales de las disputas internacionales más importantes de la actualidad.

Paquistán controla la región noroccidental (territorios del Norte y Azad Cachemira), India controla los sectores central y meridional de la región (Jammu y Cachemira) mientras que China ha ocupado la región nororiental (Aksai Chin y el Valle Shaksgam).

En febrero de 2019, un convoy de vehículos suicidas pertenecientes a JeM, atacó a una columna de vehículos gubernamentales en la carretera nacional Jammu Srinagar, en Lethpora, cerca de Awantipora, distrito de Pulwama, India. El atentado terminó con la vida de 44 miembros de la Fuerza de Policía de Reserva Central y de un atacante suicida y originó 35 heridos de diversa gravedad.

En represalia el 26 de febrero, la Fuerza Aérea de India bombardeo campamentos del JeM en territorio controlado por Paquistán.

Poco después, Paquistán anunció que su Fuerza Aérea derribó dos aeronaves indias dentro de su territorio y que había capturado a uno de los pilotos.

India replicó confirmando la pérdida de un MiG 21 Bison y la destrucción de una aeronave F-16 paquistaní.

La situación comenzó a distenderse cuando el piloto indio, que pudo eyectarse de su aeronave y fue capturado por tropas paquistaníes, fue liberado por orden de la primer ministro Imran Khan como un “gesto de paz”.

Esto generó un alto al fuego de hecho aunque la situación entre ambos países no se distendió y tampoco cesó el activismo yihadista en la Cachemira controlada por la India.

Precisamente las actividades de proselitismo, agitación y terrorismo llevadas a cabo por los grupos yihadistas en Cachemira con apoyo de las autoridades paquistaníes sirvieron de argumento al gobierno del primer ministro Narendra Modi, perteneciente al partido nacionalista indio, Bharatiya Janata, para terminar con el régimen de autonomía que beneficiaba a la Cachemira india.

Los primeros días de agosto, el primer ministro Modi envió 25.000 soldados adicionales a la región de Jammu y Cachemira, cortó las comunicaciones en la zona, expulsó a turistas y peregrinos, e impuso arresto domiciliario al Muftí Mehbooba y a otros políticos y dirigentes de la comunidad musulmana antes de anunciar que revocaba el estatuto especial que el artículo 370 de la Constitución concedía a ese territorio.

El gobierno indio para evitar el creciente separatismo de los islamistas cachemires revocó una previsión de su Ley Fundamental que otorgaba autonomía privilegiada a ese Estado y a su gobierno para la aprobación de leyes propias, con excepción de las relaciones exteriores, defensa y comunicaciones.

Además, el artículo 370 prohibía, a los ciudadanos indios que no habían nacido en ese Estado, residir allí en forma permanente, adquirir tierras y propiedades, ocupar puestos en el gobierno local y realizar estudios en establecimientos de la región, a los efectos de no alterar el equilibrio étnico o religioso de la misma.

Ahora, el gobierno indio no sólo modificó esta cláusula constitucional sino que decidió la división del Estado de Cachemira en dos territorios con regímenes políticos y estatus jurídicos diferenciados. Las regiones de Jammu y Cachemira dispondrán de su propia legislatura, en tanto que Ladakh, será gobernado directamente desde Nueva Delhi.

El separatismo islamista en Cachemira esta representado por varios grupos armados tales como Hizbul Mujahidee (Partido de los Guerreros Santos) y Lashkar-e-Toiba (Ejército de los Puros).

Sin embargo, en los últimos años el grupo de mayor protagonismo ha sido Jish-e-Muhammad y su líder Masood Azhar que el pasado 19 de julio de 2019 han sido calificados como una organización terrorista global por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Masood Azhar, el líder del J-e-M, nació en la localidad paquistaní de Bahawalpur, Punjab, el 10 de julio de 1968. Era el tercer de los once hijos (cinco varones y cinco mujeres) de Allah Bakhsh Shabbir, director de una escuela estatal y al mismo tiempo era clérigo sunita de una madrasa Deobandi. Dentro del Islam suní de la escuela Hanafi en los últimos cincuenta años ha tomado gran relevancia la “fiqh” o interpretación Deobandi que es la doctrina seguida por los talibanes afganos.

Azhar abandonó la escuela estatal después de completar el octavo año para continuar su formación religiosa en la madrasa suní deobandi Jamia Uloom, en donde, después de estudiar árabe clásico, el Corán y la Sunna, se graduó, en 1989, como imán.

La madraza Jamia Uloom estaba bajo la influencia del grupo Harkat-ul-Ansar que luchaba contra las tropas soviéticas que habían invadido Afganistán. Azhar se sumó a la lucha de los muyahidines hasta que resultó herido en un combate y debió ser evacuado. Posteriormente, fue elegido jefe del departamento de motivación de Harkat-ul- Ansar donde dirigía las publicaciones de las revistas en urdú “Sad’e Mujahidin” y en árabe “Sawte Kashmir”.

La carrera de Azhar dentro de Harkat-ul- Ansar fue exitosa, pronto se convirtió en su Secretario General y comenzó a viajar para difundir su mensaje y recaudar fondos. Se sabe que durante la década de los noventa visitó diversos países musulmanes o con grandes comunidades islámicas como Zambia, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Mongolia, Kenia, el Reino Unido, Albania, Somalia y Yemen.

En 1993, entro en contacto con Al Qaeda. Posiblemente fue en Nairobi, Kenia, donde se reunió con líderes de al-Itihaad al-ishamiya, una franquicia somalí de Al Qaeda.

En agosto de 1993, Azhar ingresó al Reino Unido para difundir su mensaje radicalizado, recaudar fondos y reclutar voluntarios para la lucha. Su prédica yihadista se difundió en algunas de las instituciones islámicas más prestigiosas de Gran Bretaña, incluidos el seminario Darul Ulcon Bury, la mezquita Zakariya, Madina Masjid en Blackburn y Burnley y Jamia Masjid.

En el Reino Unido, Azhar recolectó contactos y apoyos que facilitarían sus futuras actividades terroristas.

En 1988, la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos señaló en un informe que Harkat-ul-Ansar era una organización extremista islámica que Paquistán apoyaba en una guerra de poder contra las fuerzas indias en Cachemira y que estaba utilizando cada vez más tácticas terroristas contra blancos occidentales y ataques aleatorios contra población civil y que en sus acciones podrían involucrar a ciudadanos e intereses occidentales para promover su agenda panislámica. Según la CIA, Haskat-ul-Ansar secuestró entre 1994 y 1998 a trece personas pertenecientes a doce países distintos de Occidente.

A comienzos de 1994, Azhar viajó a Srinagar bajo una identidad falsa, para mediar en las tensiones que habían surgido entre dos facciones enemistadas de Harkat-ul-Ansar, las de Harkat-ul-Islami y Harkat-ul-Mujahideen. Las autoridades de India alertadas lo arrestaron por sus actividades terroristas en febrero, en Khanabal, cerca de Anantag. Al ser detenido declaró amenazante: “Soldados del Islam han venido de doce países para liberar Cachemira. Responderemos a sus fusiles con lanzacohetes.”

En julio de 1995, seis turistas extranjeros fueron secuestrados en Jammu y Cachemira. Los secuestradores se autodenominaron “Al-Faran”, demandaron entre otras cosas la liberación de Massod Azhar. Las autoridades indias no cedieron a las demandas de los secuestradores. Uno de los rehenes logró huir, otro fue hallado decapitado en agosto de ese año y los cuatro restantes permanecen desaparecidos hasta hoy. El FBI interrogó sobre el secuestro a Azhar en su lugar de detención, la prisión de Kot Bhalwal, pero este no proporcionó ninguna información.

En diciembre de 1999, terroristas yihadistas cachemires secuestraron el vuelo de Indian Airlines 814 (IC814) que, con 155 pasajeros a bordo, cubría la ruta desde Katmandú, en Nepal, a Nueva Delhi. La aeronave fue forzada a aterrizar en Kandahar, el Afganistán controlado por los talibanes, grupo que mantenía fuertes lazos con el ISI, el servicio de inteligencia paquistaní.

Los secuestradores, que eran dirigidos por el hermano menor de Massod Azhar, Abdul Rauf Asghar, exigieron la liberación de tres prisioneros en manos de India, uno de ellos era Azhar. El gobierno indio cedió y Massod y los secuestradores regresaron tranquilamente a Paquistán donde no eran buscados por ningún delito.

A su arribo a Karachi, Azhar pronunció un discurso público ante 10.000 personas donde declaró: “He venido aquí porque es mi deber decirles que los musulmanes no deben descansar en paz hasta que hayamos destruido a la India” y prometió liberar a Cachemira.

Después del secuestro del avión indio, los Estados Unidos incluyeron a Harkat-ul-Ansar en la lista de organizaciones terroristas internacionales. Entonces el grupo terrorista cachemir cambio su nombre por Harkat-ul-Mujahideen.

Una vez en libertad, Masood Azhar decidió separarse de su antigua organización y crear un grupo autónomo con el apoyo del servicio de inteligencia paquistaní “Inter-Services Intelligence” (ISI), los talibanes de Afganistán y Osama Ben Laden y su red Al Qaeda. Así nació Jaish-e-Muhammad (JeM), un grupo yihadista, que Azhar maneja como una suerte de empresa familiar.

Desde su creación JeM llevó a cabo una serie de ataques letales contra objetivos indios, incluido el llevado a cabo contra el Parlamento de la India que casi llevó a este país a la guerra con Paquistán. El 13 de diciembre de 2001, un comando formado por terroristas de Lashkar-e-Toiba (El Ejército de los Puros) y JeM atacó al Parlamento de la India. En la acción murieron cinco terroristas, seis miembros de la Policía de Nueva Delhi, dos miembros del Servicio de Seguridad del Parlamento y un jardinero. El atentado desató los enfrentamientos entre la India y Paquistán entre 2001 y 2002.

Poco después de la acción terrorista contra el Parlamento de la India, el 29 de diciembre de 2001, Masood Azhar fue sometido a arresto domiciliario durante un año por las autoridades paquistaníes debido a la intensa presión diplomática de la India y de la comunidad internacional, aunque nunca fue acusado formalmente por el ataque. El 14 de diciembre de 2002, el Superior Tribunal de Lahore ordenó el fin del arresto domiciliario de Azhar. Sería la última vez que el líder yihadista sería sometido a prisión.

En 2002, el JeM asesinó al periodista estadounidense Daniel Pearl, del The Wall Street Journal, en la ciudad de Karachi.

Después de los ataques a Mumbai de 2008 circuló la versión de que las autoridades paquistaníes lo habían detenido, pero en realidad Azhar continúo viviendo en libertad en Bhawalpur, escribiendo libros y artículos aunque evitaba las apariciones públicas.

Massod Azhar rompió su retiro voluntario después de seis años, el 26 de enero de 2014. Fue para dirigir un mitin en Muzaffarabad, pidiendo la yihad en Cachemira.

El 2 de enero de 2016, un comando de JeM, vistiendo uniformes del Ejército de la India y fuertemente armados, atacó la Estación de la Fuerza Aérea de Pathankot, que formaba parte del Comando Aéreo Occidental de la Fuerza Aérea de la India. En la acción murieron dos terroristas y seis miembros de las fuerzas de seguridad de la India. Las autoridades de la India presentaron pruebas de que, Massod Azhar y su hermano estuvieron en contacto con los atacantes durante el desarrollo del ataque. Esto originó que India solicitara a la Interpol que emitiera circulares rojas sobre los dos terroristas cachemires.

Actualmente, pese a la protección que recibe de los gobiernos de Paquistán y China, Masood Azhar es considerado un terroristas global y buscado por la Interpol, y los gobiernos de India y Estados Unidos, pero esto no le impide al yihadista obstaculizar cualquier intento de distensión entre India y Paquistán.

Autor: Adalberto Agozino

Dejanos tus comentarios