INTERNACIONAL
Sabado, 9 de Marzo de 2019 | Hace 1 semana

RODRÍGUEZ ZAPATERO OTRO SOCIALISTA DEL SIGLO XXI CON GUSTOS DE BURGUÉS

El ex jefe de Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los más importantes defensores internacionales de la revolución bolivariana y del régimen de Nicolás Maduro, ha adquirido una lujosa vivienda de dos millones de euros para vivir como un revolucionario.

José Luis Rodríguez Zapatero gobernó España, en nombre del Partido Socialista Obrero Español, PSOE, de 2004 a 2011. Durante su gobierno España entró en recesión, el desempleo se disparó, el sistema financiero colapsó y estalló la burbuja inmobiliaria.

La debacle financiera terminó obligándolo a adelantar las elecciones en julio de 2011 para el 20 de noviembre de ese año. Su partido el PSOE perdió la elección a manos del Partido Popular y fue reemplazado al frente del ejecutivo por Mariano Rajoy.

Después de integrarse por algunos años, como otros ex jefes de gobierno españoles, al Consejo de Estado, renunció en 2015 para presidir el Consejo Asesor de la opaca Fundación Alemana del Instituto para la Diplomacia Cultural, un think thank con sede en Berlín. El Instituto para la Diplomacia Pública es presidido por expresidente rumano Dr. Emil Constantinescú (1996 – 2000).

La misión fundamental del Instituto para la Diplomacia Pública ha sido definida por Rodríguez Zapatero como: “… es la paz, el diálogo, son las relaciones entre los pueblos, las culturas y las civilizaciones, es hacer que cada uno sea protagonista de su tiempo y que ese tiempo sea un tiempo a favor del entendimiento y la tolerancia.”

Todas estas intenciones son muy loables. Pero en ocasiones, tal como dice un antiguo refrán: “el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones.”

Rodríguez Zapatero, desde 2016, ha participado de iniciativas para el diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y los partidos de la oposición venezolana.

Iniciativas que han hecho muy poco por la paz y la democracia en Venezuela pero que han permitido al dictador bolivariano ganar tiempo y mantenerse en el poder mientras desgastaba a la oposición.

Es evidente que su actual actividad en favor de la paz, la tolerancia y el entendimiento entre los pueblos debe ser una tarea muy bien remunerada porque el político socialista ha podido comprarse una lujosísima vivienda de 400 metros cuadrados de edificación en la localidad de Valdemarín, en Aravaca, junto al Hipódromo de la Zarzuela. La zona considerada como el Beverly Hills de Madrid y dónde el metro cuadrado de edificación se cotiza a 5.335 euros. Claro que Rodríguez Zapatero afirma que sólo pagó por la vivienda 800.000 euros.

Algo un poco difícil de creer cuando se analizan las lujosas instalaciones del inmueble.

Se trata de una casa moderna construida con muros estructurales de hormigón y lozas macizas formando las diferentes plantas. Son 400 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, con acabados de lujo y ascensor privado. Tres dormitorios cada uno con su respectivo baño, además de un baño para las visitas en la planta baja, garaje para varios autos, dependencias de servicio, patio japonés en el salón, terraza con una piscina de un carril concebida para la práctica de la natación.

El subsuelo alberga las dependencias de servicio, una zona de estar y el gimnasio.

El cerramiento exterior del complejo de 18 viviendas se compone de los mismos muros de hormigón combinados con madera natural y grandes ventanales de vidrio. La carpintería exterior, de color acero inoxidable, comprende ventanales y mamparas de vidrios laminados de seguridad, persianas eléctricas y un amplio y sofisticado sistema de seguridad.

Las áreas comunes del complejo comprenden el garaje, los accesos y la cancha de pádel.

Como puede apreciarse luchar por el socialismo y la paz mundial parece ser una actividad muy rentable a juzgar por como vive José Luis Rodríguez Zapatero, que nunca ejerció otro oficio que el de político o el revolucionario Pablo Iglesias del partido Unidos Podemos. Un archienemigo del capitalismo que el año pasado adquirió su modesta “jaima” de 260 metros cuadrados de edificación en un predio de 2.300 metros cuadrados, por la modesta suma de 600.000 euros, en la localidad de Galapagar.

Sabiendo que los generosos “honorarios profesionales” abonados por Venezuela e Irán contribuyeron al bienestar de la familia formada por los diputados de Podemos, Pablo Iglesias e Irene Monero, cabe preguntarse  cuánto ha contribuido Nicolás Maduro al confort habitacional de su camarada del socialismo del siglo XXI José Luis Rodríguez Zapatero.

Autor: Adalberto Agozino

Dejanos tus comentarios