INTERNACIONAL
Miercoles, 29 de Junio de 2022 | Hace 1 mes

PREOCUPANTE PARTICIPACIÓN DE ARGELIA EN LOS INCIDENTES DE NADOR

Según la prensa española, Argelia habría instrumentado los incidentes en la valla fronteriza de Melilla que dejó un saldo de 23 migrantes subsaharianos fallecidos.

Aprovechando de que esta semana se celebra en Madrid una cumbre de la OTAN que entre otros temas se propone tratar la cuestión de los flujos migratorios irregulares como una amenaza a la seguridad, Argelia habría instrumentado un incidente en la valla fronteriza que separa a Marruecos de la ciudad de Melilla en proximidades de la ciudad marroquí de Nador. 

El propósito de Argelia habría sido crearle problemas internos e internacionales al gobierno del socialista Pedro Sánchez y afectar la imagen de Marruecos como país líder en la protección de los migrantes subsaharianos en África.

Desde el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sáhara por parte de España, en marzo de este año, Argel ha relajado su control sobre la frontera con Marruecos.

Tal información publicada el lunes 27 de junio por el diario español El Mundo y adjudicada a fuentes de las fuerzas de seguridad españolas.

En esta forma Argelia habría propiciado que “la ruta Este de la inmigración africana, que suele dirigirse por Egipto, Libia y Túnez hacia otros países del Mediterráneo, como Italia o Grecia, para virar hacia el norte de África”, según el matutino español.

Los migrantes subsaharianos suelen instalarse por meses y hasta años en burdos campamentos improvisados en las colinas boscosas que rodean la ciudad de Nador.

En los últimos meses, debido a la mayor permeabilidad de la frontera argelino – marroquí se congregó gradualmente un mayor número de migrantes.

El pasado viernes 24 de junio un contingente integrado por unos dos mil migrantes de origen subsaharianos (en su mayoría provenientes de Chad) armados con palos, barras de hierro, cuchillos, piedras y herramientas para cortar los barrotes y alambres lanzaron contra la valla fronteriza que protege a la ciudad de Melilla de la migración irregular.

La ciudad de Melilla, con sus 85.000 habitantes, está rodeada por una valla de 12 km. De largo y 6 metros de alto. En el año 2005, se instalaron cercas con alambres de cuchillas, que el gobierno de Pedro Sánchez ordenó retirar.

Los migrantes que intentan saltar la valla suelen sufrir cortes y fracturas por caídas mientras las fuerzas fronterizas marroquíes y españolas suelen accionar para neutralizar esos ingresos irregulares.

Los hechos que alimentan la sospecha de que el asalto estuvo organizado incentivado económicamente es que los migrantes formaron una sólida columna armada con elementos contundentes para confrontar con el personal marroquí de seguridad.

El contingente estaba dirigido por líderes aguerridos que irrumpieron en la zona en forma coordinada y con decisión, lo que hace pensar que tenían experiencia y preparación para actuar como milicianos, posiblemente adquirida como “experiencia de lucha” en los frecuentes conflictos violentos que se viven en Chad.

Los líderes más experimentados formaron una suerte de punta de lanza que irrumpió la línea defensiva de las fuerzas de seguridad y fue seguida masivamente por el grupo de desesperados migrantes.

Además, el contingente no avanzó en la forma habitual hacia la alambrada, sino hacia el paso denominado “Barrio Chino” usualmente empleado para el tránsito vecinal fronterizo desde y hacia Melilla antes de su cierre en 2020, después del inicio de la pandemia del Covid 19. Al realizar este recorrido los migrantes se exponían a ser contenidos por las autoridades marroquíes lejos de la valla.

En este punto es importante destacar que el grado de preparación y eficiencia con que se llevó a cabo el asaltó diluye toda posibilidad de que se haya tratado de un incidente espontáneo. Fue una incursión planificada y organizada por agentes de inteligencia operando desde el campo entre los migrantes y el único beneficiario de este infortunado incidente es el gobierno de Argelia.

Unos quinientos incursores removieron parte de la alambrada y accedieron a las instalaciones fronterizas a través de cuatro angostos pasillos del puesto de paso donde la desesperación por irrumpir masivamente en Melilla y la confrontación con las fuerzas de seguridad en el lugar produjeron avalanchas, pisoteos y aplastamiento de los primeros en penetrar el vallado.

Estos acontecimientos están debidamente documentados en diversas filmaciones realizadas por particulares y por las fuerzas de seguridad en el lugar.

El choque cuerpo a cuerpo entre los migrantes armados con palos y otros elementos contundentes y agentes del orden fue por momentos muy violentos pese a que los efectivos marroquíes actuaron en todo momento con máximo profesionalismo pero, necesariamente, como los migrantes los superaban en número y su accionar era de una insólita agresividad, debieron apelar al empleo de gases lacrimógenos y proyectiles no letales lo que aumento la confusión y el número de víctimas debido a las avalanchas, caídas, aplastamientos y asfixias.

Pese a los esfuerzos del personal de seguridad, 133 de los incursores lograron ingresar a Melilla donde recibieron atención sanitaria y fueron retenidos en el Centro de Estancia Temporaria de Inmigrantes.

Pero, lamentablemente 23 migrantes subsaharianos perecieron en los incidentes y 140 agentes del orden resultaron heridos de diversa gravedad.

El presidente de gobierno español Pedro Sánchez para no incrementar las tensiones existentes entre España y Argelia, atribuyó la responsabilidad por los incidentes a las mafias que se dedican al tráfico de personas en el área mediterránea.

“Lamentamos la pérdida de vidas humanas, en este caso de personas desesperadas que buscan una vida mejor y que son víctimas e instrumentos de mafias y delincuentes que organizan acciones violentas contra nuestra frontera”, dijo Sánchez en declaraciones a la prensa.

Como era de esperar, el gobierno argelino mostró su mala fe al iniciar una campaña de “fake news” responsabilizando a las fuerzas marroquíes de seguridad por las víctimas fatales.

Pero, las falsedades difundidas desde Argel no confunden a nadie. Es bien conocida la política humanitaria y de inclusión implementada desde hace años por el Reino de Marruecos hacia los inmigrantes subsaharianos y que es la consagrada en la Estrategia Nacional de Inmigración y Asilo.

Esta tradición de acogida fraternal y auxilio a la situación angustiante que viven los inmigrantes que aplica Marruecos ha sido reconocida por la Unión Africana al designar a Su Majestad el Rey Mohammed VI como “Líder de la Unión Africana para la Migración”.

En conclusión resulta evidente que la tragedia de Nador ha sido instrumentada por Argelia contra Marruecos y España como venganza por haber frustrado cuatro décadas de ambiciones expansionistas sobre el Sáhara a través de los separatistas del Frente Polisario.

Con este tipo de arteras maniobras que instrumentalizan las necesidades y desesperación de muchos africanos pobres, Argelia demuestra que su total desprecio por los derechos humanos y que no dudará en emplear cualquier medio para cumplir sus ambiciones geopolíticas de hegemonía en el Magreb.             

Autor: Adalberto Agozino

Dejanos tus comentarios